Magazine

Vaginitis: formas de evitarla... ¡y aliviarla!



Nuestra vagina es preciosa y delicada, como una flor. Y como tal, exige un cuidado eminente. 

Todas, en algún momento, habremos pasado por la situación incómoda en la que algo va mal. No sabemos exactamente el qué, ni a cuento de qué, pero pica, molesta, y además, todo está bastante raro ahí abajo. Que si un flujo espeso de color extraño, o irritación en los labios, e incluso leve dolor o sangrado. Cosas que nos hacen entrar en pánico, y consultar a Google por nuestro estado. Frente a la alarma de Google contando nuestros últimos días, nosotras ya hemos aprendido que lo mejor es acudir al médico. Y os indicamos, sólo será una consulta rápida, en la que te harán un exudado vaginal, una prueba tan sencilla como fundamental para adelantarse al diagnóstico de una posible infección. 


Nuestro consejo: ¡prevenir antes que curar!

Las infecciones en la vagina son muy latosas. Mejor no llegar a tenerlas, porque una vez que llegan... es difícil que se vayan. Afortunadamente, tratándolas bien (y esto es yendo al médico, tomarse el medicamento recetado y demás) no suelen durar más de un par de días, pero como decimos, una vez que tu vagina ha sido víctima de una pequeña infección, lo más probable es que en cuanto te descuides, ésta posiblemente volverá. 

Aquí mencionamos una serie de consejos de amiga a tener en cuenta, para prevenir este mal infecto (y afortunadamente pasajero):

  • Asegúrate de que cualquier cosa que se aproxime a tu vagina, esté limpia. Las manos, papel higiénico, toallitas.. incluso ¡las braguitas! Antes de usar las braguitas, deténte a mirarlas, sacudirlas y frotarlas, sobre todo si han estado tendidas al aire libre... nunca se sabe qué tipo de microbio ha decidido acampar por ahí.


  • Hablando de braguitas: las nuevas se lavan antes de usar. Y el lavado a mano, es preferible al de mezclarlas en la lavadora con toda la ropa sucia. Recuerda que no hay que ponerlas si están húmedas, solo cuando estén completamente secas y listas.


  • Deja que tu vagina transpire de vez en cuando. Enserio. Cuando en casa, tranquila, con un camisón, o sin él... ¿quién dijo bragas? Y si realmente, no puedes estar sin bragas, escoge muy bien el tejido de éstas. Nuestra recomendación: 100% algodón.


  • Bebe mucha agua. Es real. Lo recomendable es beber tanta agua al día que tu único problema vital sea ir al baño a hacer pis todo el tiempo. Beber agua en abundancia ayuda a eliminar todos los gérmenes del cuerpo a través de la orina. 


  • Menos fármacos, medicamentos, pastillas... más yogur natural, té y verduras. Todo lo que entra en tu organismo es importante para tu salud, y para la de tu vagina.


  • Es muy importante no aguantar el pis. Suena gracioso, pues siempre aguantamos un poquito, ya sea por pereza o porque estás haciendo otras cosas... pero chicas, la naturaleza es sabia. Al aguantar el pis estás forzando mucho a tu vagina, la cual va a sufrir y lo exteriorizará de una forma u otra, más tarde o más temprano. 


  • Cuida mucho y muy bien el tema de las relaciones sexuales. El uso del preservativo es fundamental, sobre todo por el tema de la transmisión de enfermedades sexuales. (Aquí no vale lo de más vale arrepentirse por lo que se ha hecho que por lo que no hemos hecho). Si tienes pareja formal, también hay que cuidarla: probablemente no utilizaréis el preservativo, pero si estás en esos días en los que tu vagina está rara, no dudes en hacerlo, probablemente te esté avisando de que se acerca peligro de infección. Al no usar preservativo, estarías prolongando la situación tontamente, y probablemente, contagiando a tu pareja. Nuestra sugerencia: por unos días sin sexo, no pasa nada. La salud de tu vagina es lo primero. 


  • La higiene íntima. Imprescindible en cualquier aspecto. Después del sexo, siempre es bueno lavarse la vagina, pues los restos de fluidos y de humedad aumentan el riesgo de infecciones. Sin embargo, el abuso de productos de higiene íntima es perjudicial. Hay que poner especial atención en lo que le proporcionas a tu vagina. NO a los jabones fuertes o perfumados de cualquier tienda, píllalos en la farmacia. Nuestra recomendación: jabón hipoalergénico, de flor de loto. En caso de que necesites lavarte varias veces al día, utiliza jabón solo una vez. El resto, solo con agua, es poderosa.
SHARE:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Blogger Template Created by pipdig