Magazine

Tips para ser más organizada

Ilustración de Nicholle Kobi

Suponemos que las personas organizadas nacen, pero también se hacen. Nos hemos colado en el linkedn de una organizadora profesional Tova Weinstock, quien afirma que ella nació con la tendencia a ser organizada; y con la vocación de ayudarnos al resto... Sí a nosotras, las que estamos un poco más perdidas en materia de organización; con el fin de tener un estilo de vida menos desorientado y conseguir programar unos hábitos en el día a día para ser más organizadas. 


Todo empieza por introducir los nuevos hábitos poco a poco, para no desalentarnos. Tova afirma que no hay que preocuparse si tenemos un día o una semana en la que estamos completamente desorganizadas, si no intentar hacer de los hábitos más pequeños nuestro nuevo estilo de vida,  que nos hará ser más productivas y estar enfocadas en nuestros objetivos. Para ello, nos servirán estos simples tips con los que practicando, aprenderemos a sacarle un mejor partido a nuestros días:


Dejar a lado el perfeccionismo: pues al ser muy perfeccionistas, cometemos el error de enfocarnos demasiado en los detalles, lo cual puede ser contraproducente para llevar a cabo todas nuestras tareas.


Registrar, anotar, escribir todo: (incluso si tenemos buena memoria) ya sea en una agenda, cuaderno o en el móvil... Una lista de "cosas por hacer", nos ayudará a identificar las prioridades.

Asentar objetivos: tomar unos minutos por la mañana para anotar los objetivos del día. Esto nos mantendrá activas durante todo el día y será muy gratificante el momento de ponerle un tic de completado en todas las tareas.

Dedicar una hora para responder emails: ordenar el correo, borrar los mensajes antiguos y mantener la bandeja organizada es importante para no sentirse perdida.

Planear el día de mañana: Antes de irnos a la cama, planear y organizar la agenda del día siguiente, y preparar lo necesario para llevarla a cabo.

Agendar el tiempo personal y respetarlo: Esto es, tener momentos exclusivos para nosotras y disfrutar de ese momento de "me time". Olvidarse de la agenda.

Establecer una rutina: Hacer de estos hábitos una rutina, procurando realizar las tareas en su momento, evitando posponer las tareas que resultan más complejas o no agradan. Mantener una actitud positiva que te haga llevar la agenda con optimismo y satisfacción. Y celebrar los pequeños logros.
SHARE:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Blogger Template Created by pipdig