Magazine

5 tips para hacer la compra sin plástico



Seguimos con nuestra sección Planeta, aprendiendo y compartiendo todo lo que podemos. Sabemos que los pequeños gestos  marcan la diferencia, así que vamos a hacer de ellos todo un arsenal.


Si nos fijamos un poco en las tiendas y supermercados, observamos que todo lo que nos rodea está envasado, o cubierto en plástico. Esto hace que el simple hecho de hacer la compra sin plástico sea complicado. Sin embargo, al estar más concienciadas, vamos a ir rechazando poco a poco, esta forma que tenemos de vivir, que resulta tan perjudicial para el planeta. 

No todo sucede de la noche a la mañana, pero con la mayor concienciación posible, y con estos pequeños gestos, ojalá nos vayamos contagiando unas a otras, explicando y motivando las causas que tenemos para tratar de adoptar un nuevo estilo de vida más saludable. Hoy vamos a compartir 5 pequeños trucos para que no utilicemos el plástico, a la hora de comprar. Si se os ocurren más propuestas, no dudéis en compartirlas, pues esta sección se basa sobre todo en aprender, colaborar y, comenzar a actuar. El planeta nos lo agradecerá. 



1

Saber decir ¡NO! 

El "No gracias" es una sencilla frase que debemos repetir mucho, pues es quizá lo más efectivo. Negarnos  a comprar la fruta y la verdura envasada en moldes de plástico innecesarios. O por lo menos tratar de evitarlos y dejar de verlo como algo normal. De igual forma, decir "No gracias" a las bolsas de plástico en cualquier formato; "No gracias" a los regalitos publicitarios que tiraremos en la siguiente basura.  

También NO rotundo a todo lo que sean pequeñas compras de usar y tirar y que no nos va a hacer ningún servicio o se vaya a quedar con nosotras mucho tiempo. NO a los utensilios fabricados en plástico, cuando hay otras alternativas: como cepillos y peines de bambú, platos de cerámica, cubiertos de aluminio, etc.

Pero también NO a tener vergüenza en preguntar al tendero si nos puede poner la carne o el pescado en nuestros propios recipientes, o los frutos secos, frutas y verduras en nuestras propias bolsas de tela; Con un por favor, y una sonrisa, todo se consigue. 



2

Al comprar rechazar a los grandes adversarios de la sostenibilidad, y hacerlos también nuestros enemigos 


Estas son las pajitas de plástico, las botellas de agua y envases de zumos o refrescos; los vasos desechables de plástico. Cuando pedimos un café, que sea sin esas tapas blancas de plástico  (son totalmente innecesarias). 

Siempre podemos llevar nuestro propio vaso, y nuestra propia botella, ambas ecológicas.  Además de que son súper monas, serán también reutilizables. Se pueden adquirir ya en muchas tiendas, pero al comprarlas, debemos asegurarnos de que estén hechas con un material sostenible (y no de plástico).

Te ponemos un par de ejemplos:



Vaso eco comprar aquí
Botella de Acero comprar aquí



3

Elegir bien dónde comprar 


Cómo y qué compramos importa. Pero también dónde. Cada vez que compramos hacemos la vida de alguien un poco mejor, por eso es bueno optar por los comercios locales y las tiendas pequeñas. Anteriormente  hemos compartido algunas de nuestras ecotiendas favs en Madrid donde comprar sin plástico y a granel leer artículo aquí.  Aunque es cierto que muchos supermercados de nuestro día a día (Ej. Carrefour) tienen alguna sección para comprar las legumbres, cereales, fruta, tés, zumos, café, detergente, a granel. Y debemos aprovecharlas. 

Comprar a granel es una opción un poco más cara, como sucede con todo lo que es bueno y saludable. Aún así, nosotras te invitamos a que te vayas acostumbrando a hacerlo. Acabará siendo un hábito.






4


Analizar nuestra basura y comprar en base a ella


La semana pasada compartimos las claves para que, un paso tan sencillo como reciclar en casa resulte fácil (leer artículo aquí). De esta forma, a parte de hacer algo tan necesario como reciclar, podemos analizar los residuos que más generamos, y siendo más conscientes de ello, podremos ir a hacer la compra buscando alternativas más sostenibles. 

Por ejemplo, si nos damos cuenta de que consumimos ensalada en bolsa, sabiendo este pequeño dato, a la hora de hacer la compra seguro que optaremos más veces por comprar las hojas frescas. 



5

Llevar tu propia bolsa de tela
Esto, a ser posible, SIEMPRE 


Sabemos que es difícil acordarse de coger nuestra bolsita de tela cada vez que vamos al súper. Por ello, recomendamos que: 1) la coloques cerca de la entrada, junto a la puerta; 2) ya hay muchas opciones que no ocupan nada y son ideales para llevarlas siempre contigo, ya sea en los bolsillos de tu abrigo, como en el bolso...
Mallas reutilizables comprar aquí


3) Hagas de estas bolsas de tela tu propio bolso. Muchas ya las utilizamos todo el tiempo porque los estampados son tan geniales que hemos sustituido nuestros bolsos más formales por estas bolsas de tela. 


comprar aquí

comprar aquí

comprar aquí

comprar aquí

SHARE:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Blogger Template Created by pipdig