Hora de desconectar: 4 maneras para hacerlo (de verdad)


Mucho hablamos sobre lo importante que es dormir bien y descansar, fundamental para poder rendir eficazmente al día siguiente. Por eso, hablar de lo que previsiblemente nos quita el sueño, es de lo más básico. Las redes sociales consumen mucho nuestro tiempo y agotan mucho nuestra mente, y aún así parece casi imposible desconectarse de ellas. Aquí os dejamos las 4 maneras que seguimos para conseguir un poco de desintoxicación en los momentos en que realmente necesitamos desenchufar: 


Establece una hora de desconexión: internet y las redes sociales tienen una manera impresionante de absorbernos y de tomar mucho más tiempo de lo que en realidad pretendemos (o quizás admitimos). Establecer un límite de tiempo para saber hasta cuándo estarás en línea cada día, "a las 22:00 desconecto", a veces puede sonar ilusorio, pero te puedes servir de un temporizador para que te ayude a lograrlo. Así, te permitirás aprovechar tus horas restantes para hacer las cosas que realmente te gusten.  

Silencia las notificaciones: y sí, lo sabemos, suena tan simple como es, pero... ¿Cuándo fue la última vez que pusiste el móvil en modo luna? Para dormir y desconectar (de verdad) es casi imprescindible apagar todas las notificaciones de actividad y sonidos de "ping" innecesarios... Incluso una vibración puede alterar nuestro momento de relax y desconexión, por eso es importante eliminar por completo aquellas interrupciones que inducen a coger el teléfono.

Elimina apps que te consuman mucho tiempo: aunque sea por unas horas (o días). Parece radical, pero es de las mayores jugadas. Además a veces es necesario olvidarse de ellas, y desinstalarlas te dará una sensación de pensamiento claro y te ayudará a recuperar un ritmo emocional, mucho más tranquilo.

No duermas al lado del móvil: siempre existe la opción de crear una distancia física entre tú y el móvil, manteniéndolo fuera del dormitorio, de forma que no puedas alcanzarlo desde que cierras los ojos ni en el momento que los abres, por la mañana. Se hace mucho más fácil dormir, dejando de observar una pantalla al menos una hora antes de irte a la cama. El premio, dormir mucho, más y mejor.  

Criis Sobol

Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Taova | All rights reserved.
Blog Design Handcrafted by pipdig