Magazine

Nutriscore: el nuevo sistema de etiquetado nutricional


Mucho se habla del Nutriscore, el nuevo sistema de etiquetado frontal que irá en los alimentos, una futura implantación que servirá de referencia de la calidad nutricional de lo que consumimos, siguiendo supuestamente las recomendaciones de sociedades científicas, la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea.


Te presentamos el modelo:



Este sistema resulta aparentemente sencillo, ya que es presentado como un gráfico, al estilo de un semáforo, que señala con el color verde, ámbar o rojo, en una escala de la A a la E, lo saludable que es el producto que quieras comprar, en función de las grasas, grasas saturadas, azúcares y sales que contenga. 

Esto es bien, para las personas que nos gusta mirar el etiquetado de detrás de los productos, porque cada producto destacará el color que le corresponda en función de su azúcar, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas. Así, los alimentos más saludables serían aquellos que están en verde, y los de menor calidad nutricional, serían rojos.




Pero no todo lo que reluce es oro. 

El sistema diseñado aún es muy confuso. Quizá demasiado. Porque con lo fácil y sencilla que parece esta descripción, se le han ido añadiendo más sutilezas que hacen de la simpleza de la clasificación, todo un lío. 

El sistema ha sido aplicado a 11 categorías: cereales, queso, chocolate, helados, aperitivos, dulces, mermeladas, galletas, bebidas, etc. Y el cálculo para asignar un color u otro se ha hecho en función del tamaño de las porciones, sobre las que todavía no hay ningún consenso ni definición. Esto daría lugar a que la etiqueta verde apareciera en las porciones más pequeñas, aunque no sean productos tan saludables, como cereales o galletas. 

La organización de Sin Azúcar nos lo muestra gráficamente:

SinAzucar.org

Esta es la razón de que estas regulaciones hayan sido tan polémicas, ya que por el momento, siguen desviando el foco de atención hacia los alimentos más saludables. 
Si lo utilizásemos para comparar de forma generalizada y entre categorías diferentes (que ciertamente sería lo suyo), se obtienen conclusiones tan erróneas como que la Coca Cola es más saludable que el AOVE.

Por el momento, este sistema se presenta como un sistema más bien de comparación entre productos de la misma categoría. Por ejemplo, entre dos marcas diferentes de cereales. 

SinAzúcar.Org





El modelo Nutriscore se ha construido en base a uno que ya existe en la UE. Francia lo lleva aplicando desde hace 6 meses, y está pendiente de introducirse en Bélgica y Portugal. Aunque no sabemos si en las mismas condiciones, ya que éste que se presenta aún induce mucho al error y no cuenta con demasiada credibilidad.

Nuestra recomendación es seguir mirando, sobre todo los ingredientes, de los que se compone el producto que vamos a comprar. No dejar de hacerlo. Para así saber que le estamos metiendo a nuestro cuerpo. Y más y mejor, optar siempre que se pueda por los alimentos naturales, así no será necesario pararse a pensar tanto. 

Por ejemplo, si te apetece un zumo de naranja, en vez de coger el cartón envasado y ultra-procesado, pillar una bolsa de naranjas y hacerlo en casa es siempre la opción más saludable. En realidad, las frutas y las verduras, aún no necesitan de grandes etiquetados. 



SHARE:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Blogger Template Created by pipdig