Magazine

Objetivo: cuidar nuestro contorno de ojos



Las ojeras son simplemente un problema estético, pero tenerlas puede llegar a ser incluso un motivo de frustración. Sobre todo para esos días en los que necesitamos tener un buen rostro. Muchas hemos sentido, más de una vez, que nuestra imagen estaba siendo dañada por culpa de esas manchas oscuras, por eso, hoy compartimos los trucos y soluciones para disminuirlas. El objetivo: cuidar nuestro contorno de ojos. 


Las causas de que aparezcan las ojeras, o simplemente se acentúen, pueden ser muchas y muy variadas: desde la genética, al estrés y el cansancio, los cambios hormonales, la alimentación, la falta de sueño...  A veces no podemos evitarlas debido al estrés y el ritmo que llevamos en nuestro día a día. Pero normalmente, hay soluciones diarias y recomendables para hacerlas frente:


- Dormir lo suficiente: 7-8 horas todos los días
- Beber mucho agua, por lo menos 2litros al día
-Evitar los vicios perjudiciales (fumar, el alcohol, beber mucho café, comer grasas saturadas, etc)
-Llevar una alimentación saludable, incluir en la dieta diaria alimentos ricos en nutrientes, hierro, vitamina C y K (como espinacas, col, guisantes, brócoli, mango, papaya, zanahoria, nueces, etc)
-Practicar ejercicio diario


Hay que poner especial atención en nuestro estilo de vida, pues así como cuidamos de nuestro interior, relucirá nuestro exterior. Pero también al ser muchas las causas por las que aparecen las ojeras, dependiendo de las razones, podremos elegir diferentes formas de cuidar de nuestro contorno de ojos, tanto con métodos caseros como con productos cosméticos. Aquí tenemos los más comunes:



Métodos caseros

Un paño húmedo o dos cucharas frías: antes de dormir, guarda un paño, o dos cucharas en la nevera, para utilizarlo la mañana siguiente al despertarte. Colócalo sobre la zona de los ojos durante unos 5- 10 minutos, cada día. Las bajas temperaturas ayudan a reactivar la circulación y regeneración de los tejidos de nuestra piel. 

Rodajas de pepino o de kiwi: corta un par de rodajas de pepino o de kiwi, y en posición acostada,  y con los ojos cerrados, colócalas en cada ojo durante diez minutos. Repite el proceso varios días. Ambos alimentos son fuente de minerales y antioxidantes y ayudan a re-hidratar  y corregir la piel. 


Aceite esenciales: como el de coco, o el de almendras. Con un par de gotas,  aplica suaves masajes sobre la piel adyacente a los ojos hasta que el producto sea absorbido por la piel. Hacer de éste un gesto diario, ayuda a tener una piel más suave, hidratada y libre de manchas. También se puede utilizar el extracto que sale de la planta de aloe vera, como uno de estos aceites esenciales. 


Infusiones relajantes: como la manzanilla, que ayuda a calmar los nervios, relajarse y producir sueño; la menta, muy buena para los dolores estomacales, para calmar el estrés y la ansiedad y relajarse; y el té verde, que con su alto contenido en antioxidantes ayuda a proteger nuestras células de efectos degenerativos.




Métodos cosméticos 

Protección solar: independientemente del tono de nuestra piel, es recomendable el uso diario de protección solar para evitar la aparición de manchas y reducir las ojeras. Por ello, a la hora de utilizar corrector de ojeras, es bueno que nos fijemos que lleven SPF. 



Maquillaje: al maquillarnos, podemos utilizar trucos para disimular las ojeras. Para tratar de tapar las manchas más oscuras del contorno de ojos, podemos utilizar correctores en tonos amelocotonados, o lápices iluminadores, y aplicarlos de forma sutil y delicada (nunca en exceso), para pasar a cubrirlos con polvos ligeros por encima.




Cremas para el contorno de ojos: hay muchas cremas que sirven para cuidar nuestro contorno de ojos. A la hora de elegir alguna en concreto, lo importante es que lleven vitamina C para reconstruir la zona, y ácido hialurónico, para iluminar nuestra piel.



Criis Sobol

SHARE:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Blogger Template Created by pipdig