Magazine

Vuelta a la rutina: pequeñas recomendaciones para hacer la semana más productiva


Nuevo lunes. Nueva semana. Después de un puente, los lunes pueden ser un pelín más fastidiosos. Pues aunque unos días libres nos sirven para descansar y recargar bien las pilas,  todo lo bueno se acaba, y cuando te das cuenta, la rutina ya está aquí de nuevo...


Nuestro consejo: aprovechar esta energía renovada para seguir con nuestro día a día y conseguir aquello que nos propongamos. 

Antes de empezar, es importante asentar nuestros objetivos para esta semana, aunque sean un gran desafío, es importante tenerlos establecidos, ya sean a corto o a largo plazo para comenzar a poner toda nuestra energía en ellos. Una vez definidos, lo siguiente será hacer una lista con las tareas correspondientes que nos llevarán hasta ellos, intentando no saltárselas. Para así seguir con estas pequeñas recomendaciones diarias que nos ayudarán a tener una semana más productiva.

Día 1: Empieza por lo difícil

"Comerse una rana nada más comenzar el día hará que nada pueda ser peor para el resto del día".  Mark Twain

Comer una rana en sentido figurado, es dedicarse a las tareas que nos resultan más difícil y agobiantes, desde el principio, y no retrasarlas: afrontarlas con mucha dedicación. 

Echar un ojo a los objetivos, para ver si lo que estamos haciendo hoy nos mantiene cerca de dónde queremos estar mañana.

Día 2: Cambia la actitud

Cualquier cosa que plantemos en nuestra mente, y alimentemos con repeticiones e implicando nuestras emociones... Acabará siendo una realidad. Earl Nightingale

Cuando se nos presenta un problema, el foco del problema estará en nuestra actitud. Cambiar nuestra actitud sobre las cosas, otorgar a nuestra perspectiva una mirada más positiva, nos hará la vida mucho más fácil y productiva. 

Día 3: Trabaja con ganas

Dedicarse a los objetivos marcados y a las tareas con ganas, a cualquier hora. Escribirlas, editarlas, las veces que sean necesarias, pero no cambiarlas.

Tener nuestra propia agenda, nos ayudará a estar más organizadas, (ver artículo aquí) y a realizar el trabajo con más ganas.

Día 4: No pain, no gain

There is no gain without pain. Benjamin Franklin

Abandonar, dejarlo, parar... Muchas veces estaremos tentadas a eso, incluso justo antes de la línea de meta. Así que ahí va un recordatorio amistoso: las que abandonan, no ganan. La gente más exitosa es aquella que sigue trabajando y luchando por conseguir lo que quiere, incluso cuando tiene ganas de parar. 

Día 5: Sal y respira

Estar en contacto directo con la luz del día y con la naturaleza debe ser una prioridad.

Aunque sea una vez a la semana, saca un momento para ti, para caminar entre árboles. El objetivo es entrar en contacto con el medio ambiente y con una misma, ya que las sustancias aromáticas que desprenden las plantas aportan energía, alivian las tensiones y nos empujan a sentirnos en equilibrio.


Día 6: Rodéate de gente positiva

Rodéate sólo de la gente que te haga sentir motivada.  Oprah

Tener momentos con esa gente que aumenta tu energía positiva, tus ganas y motivación, quedar para tomar un café, compartir una merienda, una charla inspiradora... 

No sólo eso, sino atreverse también a conocer a gente nueva con tus mismas pasiones e inquietudes. Por ejemplo apuntándose a  un equipo de algo, aprovechar la era de la tecnología y utilizar apps para conocer gente, viajar sola, etc.

Día 7: Sigue creciendo

Enorgullecerse de los pequeños pasos realizados es fundamental para seguir avanzando. 

La autoreflexión y visualización son muy importantes para ello. La clave está en reconocer y transformar las fuentes de ansiedad cuando vayan surgiendo a lo largo del camino, identificar las claves de tu personalidad para observarte desde el campo más emocional, y revitalizar el sistema inmune gracias a un mejor autoconocimiento.

Recuerda que las pequeñas cosas son las que terminan haciendo un mayor impacto.

Cris Sobol
SHARE:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Blogger Template Created by pipdig