#FreeCyntoiaBrown: una llamada a la justicia y a la libertad de Cyntoia Brown



La historia de la vida de Cyntoia Brown es desgarradora, se mueve en una espiral traumática de relaciones tóxicas, abuso verbal, físico, sexual y abuso de la justicia.



En 2004  Cyntoia comenzó a vivir una historia tóxica con un chico de 24 años a quien llaman "Cut Throat". Su relación con él era sexual, física y emocionalmente abusiva. Le sacó un arma varias veces y una vez la ahogó con tanta fuerza que se desmayó. Finalmente éste la obligó a prostituirse. Brown luego testificó lo siguiente: "Él me explicaría que algunas personas nacieron como putas, y que yo era una, que era una puta, y que nadie me querría más que él, y lo mejor que podía hacer era aprender a ser una buena puta ".


A la edad de 16 años, Cyntoia fue vendida como esclava sexual a Johnny Mitchell Allen, un hombre de 43 años, que la había solicitado y llevado a su casa para tener relaciones sexuales. Éste se volvió muy violento y Cyntoia temiendo por su vida, se vio obligada a matarle. En 2004, a su edad de 16 años fue juzgada como una adulta por matar a su violador. En su defensa, confesó que le disparó porque temía que él la matara. Durante el juicio, Cyntoia también dijo que siempre había un arma apuntando hacia ella durante su cautiverio. Relató cómo fue golpeada, estrangulada y humillada. Temía por su propia vida, y se defendió por ese miedo.

Pero todo eso no importó. El jurado condenó a la joven de 16 años a cadena perpetua, juzgándola como una adulta. Bajo la Ley de Tennessee de entonces, ella solo sería elegible para obtener la libertad condicional después de cumplir 51 años de su sentencia. Pero la Ley de Tennessee ha cambiado desde entonces. Ahora, ningún menor puede ser sentenciado de tal manera, y ese cambio en la ley se produjo debido al caso de Brown. Aún así, ha hecho poco por ayudarla. En 2012 la Corte Suprema de los EE. UU propuso que las condenas a cadena perpetua sin libertad condicional para los delincuentes juveniles fueran inconstitucionales, y ese es el alegato que Brown citó en una demanda en busca de su libertad. Sin embargo, el pasado 6 de Diciembre, la Corte Suprema de Tennessee, en una decisión unánime, dictaminó que Cyntoia Brown tendrá que cumplir 51 años de su sentencia antes de ser elegible para la libertad condicional.

En una declaración, el Tribunal explicó que según la ley de Tennessee, una sentencia de por vida se considera 60 años, y que una sentencia de 60 años se puede reducir hasta en un 15 por ciento (9 años) al obtener ciertos créditos de sentencia, como el reconocimiento por buena conducta o participación en programas educativos o de formación profesional. La moción de Brown había sido denegada previamente por el tribunal de distrito, que señaló que no fue sentenciada a "cadena perpetua sin libertad condicional", solo a una sentencia de cadena perpetua. En otras palabras, el tribunal dictaminó que debido a que la sentencia de Brown es de 51 años y no de 60, no es técnicamente una "sentencia de cadena perpetua" y, por lo tanto, no viola el fallo de la Corte Suprema de los EE. UU. .

Muchas personas han estado presionando para que Cyntoia Brown sea libre, incluidas celebridades como Rihanna, Cara Deliveigne, Kim Kardashian, quien incluso pagó por los servicios de defensa legal, para ayudar con el caso. Sin embargo, éste no adquiere toda la visibilidad y determinación que debería.

El caso de Brown está actualmente pendiente de juicio por el Tribunal de Apelaciones del Sexto Circuito de los Estados Unidos.


Share:

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Taova | All rights reserved.
Blog Design Handcrafted by pipdig