Magazine

10 consejos para cuidar del Planeta #EarthDayEveryday



Viaja de forma sostenible
No es necesario recordar las ventajas de caminar con los pies, usar la bicicleta como  transporte público: es más barato, beneficia tu estado físico y mental y, además es mejor para el planeta. Al viajar a un sitio lejano, es mejor volar que conducir tu coche; los coches generan más emisiones CO2 que los aviones. En viajes cortos, coger el tren o el autobús sería la opción correcta.  Si coges el coche, no vayas sola. Cuando realmente necesites usarlo, compártelo. Viajar acompañada hará tu viaje más ameno, y reducirá el número de vehículos en la carretera.  Antes de usarlo da constante mantenimiento a tu vehículo, y preocúpate de que no genere muchas emisiones. Si estás pensando en adquirir un coche nuevo, opta por los híbridos o eléctricos. 



Di NO al plástico
No nos cansaremos de repetirlo. Hasta que los supermercados dejen de envasar todo en plástico, nuestros pequeños gestos diarios son los que marcarán la diferencia. Para ello: deshazte de las botellas de agua de plástico y lleva siempre contigo una botella de cristal o aluminio. Di no a las bolsas de plástico y lleva una bolsa de tela a todas partes, sobre todo, a la hora de hacer la compra. Reutiliza tus botes y dales un  nuevo uso. Y sobre todo, rechaza los objetos innecesarios (pinzas de tender la ropa, pajitas, chapas, clips, objetos desechables)




Trata bien a los animales 
Para ello, deja de comer carne, o al menos, come mucha menos de lo que lo haces. Seguro que ya sabes que el sistema industrial trata a los animales de forma completamente deshumanizada. Además producir un kilo de carne genera una emisión de gases de efecto invernadero equivalente a 3-4 kilos de óxido de carbono y necesita unos 4.000 litros de agua. 
Es imprescindible, acabar con los zoos, circos, actividades y  atracciones turísticas que utilizan a los animales como entretenimiento, y los desplazan fuera de su habitat natural. 


No tires la comida 
Cada ves los datos son más alarmantes, se tiran 385 millones de kilos de alimentos sólo en España, exactamente, 167 kilos por persona. ¿Cuánta energía ha costado producirlos? ¿Cuántos vertidos han generado? Debemos tener siempre presente la ética de NO malgastar alimentos. Hoy más que nunca. Comprometerse a lograr un planeta en el que todo el mundo tenga acceso a una alimentación sana y nutritiva, implica que todas las personas, junto con la educación, el sector público y privado, caminen en un mismo sentido. Es necesario cuestionarse en el día a día, de manera individual: "¿desperdicio mucha comida?" Intenta calcular bien las raciones en tu casa y, cuando vayas al restaurante, pide que te pongan el sobrante para llevar.




Separa tus residuos 
No hay excusa para poder separar cómodamente los residuos en casa. Es solo una cuestión de tener ganas e implicarse en la tarea. No conlleva ningún tipo de esfuerzo adicional y sí aporta ventajas. Además de ayudar al medio ambiente, separar también te ayudará a ser más consciente sobre el tipo de residuos que más generas, dándote cuenta de las grandes cantidades de residuos plásticos que generamos al día y así, podrás buscar alternativas a su uso o pensar en reutilizar algunos envases.




Ahorra Agua
Evita los baños y dúchate. Una bañera suele tener una capacidad de unos 270 litros de agua, una ducha media de cinco minutos, 50 litros. Cierra el grifo cuando no lo uses. Recoge en un cubo la que sale hasta que se caliente, y podrás usarla para fregar los platos o el suelo. El agua de la bañera del bebé también puedes reciclarla de esa forma.



Sé un consumidor responsable 
Consume sólo lo que necesitas y agota la vida útil de tus productos. Ser ecorresponsable supone llevarlo también al ámbito de la moda, apostando por marcas o modos de producción más respetuosos con el ambiente. Compra solo la ropa que necesitas, y busca las marcas que apuestan por líneas sostenibles, también opta por las tiendas de segunda mano, y las prendas y calzado vegano o solidario. 



Busca los sellos sostenibles
El sello FSC, certifica el origen sostenible de la madera. Quizás no te das cuenta, pero estamos rodeados de madera: cajas, bancos de los parques, marcos de fotos. Sin embargo no sabes cuantos bosques se deforestan; Cada año, consumes 0,4 m3 de madera, y puede proceder de talas ilegales o sistemas de gestión irregulares. 

Los sellos "EcoFriendly PE" o "Green PE" y "HDPE CR", identifican los envases que están fabricados con un material bioplástico más sostenible, basado en caña de azúcar de fuentes naturales o con resina de poliestireno de alta densidad reciclado y descontaminado para ser utilizado.

El logotipo de un conejo en el envase, reconoce los productos cruelty free, que son aquellos productos de belleza e higiene personal veganos, que no utilicen a los  animales en sus experimentos. 


Evita el aceite de palma
Más de 50.000 orangutanes y otras especies de animales, mueren como consecuencia de la deforestación para poder plantar palmeras de aceite. Un 90% del hábitat del orangután en este planeta ha desaparecido por culpa de las empresas que quieren obtener aceite de palma, un ingrediente habitual en nuestros alimentos, cosméticos, productos de limpieza... Mira la composición y di 'no' al aceite de palma.



Compra local 
El planeta se beneficiará si apuestas por alimentos ecológicos, no transgénicos, de temporada y locales. Estos respetan más el medio ambiente en su elaboración y son más saludables. Además, así fomentarás la economía local y, reducirás la emisión de CO2 de todos los camiones y aviones que tienen que transportar productos extranjeros o muy lejanos a tu domicilio hasta tu supermercado.


SHARE:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Blogger Template Created by pipdig