Magazine

Allyson Felix & Shelly Ann Fraser-Pryce | Las atletas campeonas que celebran la maternidad


Las madres son las superhéroes de la vida real. Eso es así, y así lo han demostrado recientemente las atletas olímpicas Allyson Felix y Shelly Ann Fraser-Pryce, que han batido récords en el Campeonato Mundial de Qatar. 


Allyson Felix, atleta estadounidense, ganó su duodécima medalla de oro en el Campeonato Mundial, superando nada más y nada menos que a Usain Bolt (el atleta más veloz del momento) y por si fuera poco, haciéndolo sólo 10 meses después del parto. A partir de esta victoria, Allyson ahora tiene el récord de la mayoría de las medallas de oro en los campeonatos mundiales de atletismo.

No es necesario resaltar lo asombroso de este logro, sobre todo, en las circunstancias de la atleta: Allyson tuvo una complicada historia de embarazo con un parto difícil en el que tuvo que ser sometida a una cesárea de urgencia. Concluido con éxito, éste fue sin duda la mayor de sus victorias, el nacimiento de su hija Camryn. Así lo contó en una entrevista:


"Es sorprendente lo rápido que cambian tus prioridades en momentos como ese. En ese momento, lo único que me importaba era que mi hija , Camryn, estaba bien. No me importaba si alguna vez volvía a correr. Solo estaba rezando para que ella estuviera bien ".



Al principio ocultó su embarazo, pues algunas marcas patrocinadoras (en su caso, Nike) en uso de políticas discriminatorias, ofrecen contratos inferiores a aquellas deportistas que se encuentran en situación de embarazo y maternidad.  


"Sentía que al tener un hijo estaba arriesgando mi carrera deportiva y decepcionando a todos aquellos que esperaban que el atletismo fuera lo primero para mí" - confesó en una entrevista. 

No es la única atleta que se ha sentido así. Shelly-Ann Fraser-Pryce, atleta jamaicana, dijo que se sentó en su cama y lloró el día que descubrió que estaba embarazada. Además de eso, tuvo que escuchar a la gente decir que "podría haber llegado la hora de dejarlo".

Pero ella siempre tuvo un claro objetivo: 


"Todos tienen derecho a su opinión. Sabía cómo me sentía y sabía que no estaba lista para abandonar. Me quedaba algo por hacer y me mantuve enfocada en la meta".

Y ese, en muchos sentidos, debe ser la actitud para cualquier mujer a la que se le haya dicho que su vida termina una vez que decide comenzar a tener hijos.

Ambas atletas corrieron de nuevo, mejor y más fuerte que antes, demostrando que la maternidad no ralentiza a las mujeres, y que en muchos casos, es además símbolo de fuerza e inspiración. En agosto, Allyson se unió con otras deportistas madres para desafiar a Nike y cambiar sus políticas de maternidad. 

E inmediatamente después de romper este récord mundial, Allyson Felix publicó su foto de ella corriendo para dedicar la victoria a su bebé "esta es para mi baby mama".




Al igual que Allyson, Shelly-Ann dedicaba su victoria a la maternidad. Sólo momentos después de que Shelly-Anne se proclamara absoluta ganadora en su especialidad de los 100m, con su cuarto oro mundial, recogió en brazos su trofeo más preciado: su hijo de dos años, Zyon, para celebrar la victoria con él.



"Espero poder inspirar a todas las mujeres que comienzan una familia o piensan en comenzar una familia. Puedes hacer cualquier cosa. Se trata de saber quién eres y por qué empezaste en primer lugar". - dijo
 firmemente.






SHARE:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Blogger Template Created by pipdig