Magazine

#BLM en la Moda | Vogue acusada de racista





Hace un par de días, con motivo de las revueltas de #BLM la editora en jefe de Vogue, Anna Wintour, declaró su pesar de que Vogue haya sido especialmente "hiriente e intolerante" y no haya hecho lo suficiente para apoyar más tanto a su personal como a diseñadores negros.

“Quiero comenzar reconociendo vuestros sentimientos y expresando mi empatía hacia lo que muchos de vosotros estáis pasando: tristeza, dolor e ira, también. Quiero decir esto especialmente a los miembros negros de nuestro equipo, no puedo ni imaginar cómo están siendo estos días. Pero también sé que el dolor, la violencia y la injusticia que vemos y sobre la que se habla, ha existido durante mucho tiempo. Reconocerlo y hacer algo al respecto llega con retraso”, escribió.


Sin embargo, la declaración no ha parecido suficiente para calmar las aguas en Vogue. Después de dichas palabras y tras una reunión en toda la compañía sobre la diversidad, varios ex empleados han protestado contra el gigante editorial, y algunos hasta lo han acusado públicamente de racismo.

Shelby Ivey Christie, ex planificadora de medios en Vogue, escribió un hilo en su Twitter en el que expresa que su tiempo en Vogue, "fue el momento más desafiante y miserable de mi carrera: el acoso, las puestas a prueba de mis compañeros blancos, el trabajo completamente desagradecido, el terrible salario base, el racismo era agotador". Christie también cuenta que los empleados negros están sobre-cualificados, mal pagados y con exceso de trabajo. A ella personalmente, se le asignaron territorios adicionales que abarcaban la costa oeste hasta Italia, extendiendo su jornada a 20 horas diarias. También señala el nepotismo que existe en la revista, indicando que en el equipo de redes sociales de Vogue, sólo hay dos miembros graduados de la Ivy League que eran negros, mientras que sus homólogos blancos "ni si quiera tenían experiencia relevante previa".





Por otro lado, a estas críticas se le une Zara Rahim, directora de comunicaciones en Vogue, con un CV impecable, quien escribió: "Recibí un aumento de 5.000 USD por mi promoción a un título de directora y aún así me estaban pagando casi 50.000 USD menos que la mujer blanca que tenía ese puesto antes que yo.. Cuenta en su Twitter que se le asignaron responsabilidades de diversidad a su cargo que equivalían a un trabajo adicional. Y cuando expresaba que debería habérsele pagado por los dos trabajos que estaba haciendo, o que era la única mujer racializada en un papel de liderazgo,  le dijeron que estaba  "quejándose demasiado".





Está claro que Vogue tiene un historial de no contratar personal diverso, ni de presentar a muchas mujeres negras en la portada de su revista. Y es por esta razón que también ha surgido el #VogueChallenge en las redes.


Sin embargo que tener en cuenta la forma correcta de unirse a este desafío, ya que fue creado como una respuesta poderosa de la comunidad negra para amplificar y mostrar a creadores negros del mundo de la moda, tales como fotógrafos, ilustradores, diseñadores, modelos. Como declara @Zolwia: "el #VogueChallenge se inició porque la moda no contrata suficientes modelos y fotógrafos negros. Se supone que este hashtag debe elevar esas voces.  Por favor, dejad de tratarlo como algo banal. Sé que muchos no queréis causar daño."


Y éste es el maravilloso resultado.



SHARE:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Blogger Template Created by pipdig